Después de graduarme como médico y experimenter el mundo de la medicina, descubrí que un gran número de personas sufren de enfermedades crónicas, dolorosas y que no pueden ser curadas, disminuyen la calidad de vida y en muchos de los casos, los tratamientos disponibles no representan una mejoría a los síntomas.

Al trabajar como médico ayudando áreas remotas de la selva maya en la península de Yucatán, me dí cuneta que tradicionalmente los humanos buscan por alternativas provenientes de plantas y recursos naturales e incluso prefieren estos tratamientos sobre aquellos otorgados por la medicina alopática.

Gracias a la tecnología que tenemos hoy en día, componentes específicos de plantas se pueden extraer y así hacer uso de sus ventajas particulares, como es el caso de el aceite de cánamo CBD (cannabidiol). Numerosos estudios científicos han demostrado su eficacia en múltiples condiciones médicas y el bienestar general. Ha sido tanto el interest por los productos derivados de CBD que ha resultado en en la proliferación de infinidad de marcas, concentraciones y calidad variable; ello originó la necesidad de un producto que pudiera ser confiable, que tuviera altos estándares de calidad y al mismo tiempo fuera asequible, establecido y seguro. Crystal Pure CBD+ es ése estándar, creado con la mejor tecnología en el mercado asegurando moléculas importantes como terpenes, flavonoides y cannabinoides convirtiéndolo en un aceite de cáñamo completo, desarrollado en los Estados unidos de América con plantas orgánicas cultivadas en el estado de Colorado.